Buscar

Atrévete a dudar… ¡pero no bajes los brazos!



Les ha pasado que han pensado en abandonarlo todo… en renunciar a ser emprendedor y buscar otra actividad (con sueldo, horario y otros)…

Les ha pasado que sienten que el sistema de verdad que los tiene harto y por más que hacen y hacen, ven que no avanzan.

¡A mi me ha pasado!


Es que esto de ser emprendedor, de verdad que pone a prueba nuestra paciencia y perseverancia…

Durante el día hacemos cientos de cosas, como verdaderos pulpos, y dentro de esas, está esa incansable búsqueda de métodos para fidelizar a nuestra audiencia en RRSS, donde a pesar de nuestro esfuerzo, a veces logramos conseguir con suerte 10 likes y pasamos semanas donde vemos cero ventas.


Entonces, en la desesperación, vemos como opción el empezar a abarcar más, el tratar de llegar a potenciales clientes por todos los medios posibles, y sin darnos cuenta asumimos más y más cosas… tanto que pareciera ser que las 24 horas del día no son suficientes…


Y ahí, en ese ritmo, es cuando sientes que vas a explotar y que de verdad no das más… Y en esa desesperanza, que entramos en la etapa de reflexión, de colapso, donde nos planteamos y replanteamos cómo seguir en el mundo del emprendimiento “sin morir en el intento”…